Torta Tortón: “El nombrar define”

xQ torta torton

Flickr: Fotos Lesbianas Sororas

He aprendido que el nombrar define. De ahí la importancia del nombre que nuestros padres nos adjudican al nacer y del nombre con el cual muchos tenemos la suerte (o no) de autonombrarnos.

Voy a contarles un poco de mi historia.

Cuando nací, mis padres biológicos me llamaron con el nombre de mi abuela paterna: Victoria. De ese nombre no sólo heredé el carácter de la madre de mi padre sino un destino de guerrera. Victoria es un nombre poderoso por sí mismo y como tal un nombre que no te da tregua a otra cosa que no sea luchar y vencer.

Fui una niña adoptada. Mi trámite de adopción comenzó a mis 7 años, cuando mis padres biológicos – ante la muerte de mi madre de crianza – decidieron entablar un juicio para recuperarme. La pesadilla culminó a mis diez años cuando resolvieron no sólo cambiar mi apellido sino también mi nombre.

Recuerdo el día como si fuese hoy.

Sentada en la falda de mi abogado defensor –del cual me quedó el asco a los tabacos de pipa- escuché el discurso de la importancia que este hecho legal conllevaría. Ya no sería Victoria y mi nueva abuela paterna se llamaría Juana. Por lo cual debía decidir en ese mismo momento el nombre con que deseaba ser nombrada.

He conocido muchas personas que toman como privilegio el tener la opción de poder elegir su propio nombre. En mi caso confieso fue una cruz. La realidad es que yo era Victoria y quería seguir siendo Victoria. No tenía ningún interés en cambiar mi nombre.

Pero entendido estaba el ego de mi “nuevo padre” –el mismo padre de siempre ya que fue el único padre con el cual conviví- que daba por ganada una batalla y no deseaba que su nueva hija llevara absolutamente nada de su familia anterior. Ya bastante tenía con que por mis venas corriera sangre ajena.

- ¿Cómo quieres llamarte? – dijo el abogado fumador.

No tenía mucho tiempo para pensar. Sólo deseaba librarme del olor de ese hombre así como de todas las visitas de mis padres biológicos a quienes vi más tiempo en la corte que en mi hogar.

Pensé en Silvia mi compañera de clase, la única persona con la cual me sentí acogida después de la muerte de la única mamá que yo había conocido en mi corta vida.. Y sin saber el origen etimológico del nombre como Silvia decidí nombrarme.

Mi historia en el barrio y en la escuela, fue un revuelo; todo el mundo se confundía al nombrarme. Pero para mi suerte, conjuntamente con el estreno del nombre y apellido vino el cambio de Colegio y en secundaria nadie supo de mi pasado.

Decía mi madre que el diablo nunca duerme y fue justo en el colegio católico donde se le ocurrió pisarme los talones. No había tenido suficiente con dos nombres sino que mis compañeritos de clase y maestros comenzaron a llamarme por detrás con un nuevo nombre menos agradable que Victoria y Silvia. Nombre que traspasó la institución educativa y llegó al Club Social, a la Iglesia, a la Plaza del centro.

- Ahí va la Torta García – escuchaba murmurar.

No tuve que esperar mucho para saber que aquel nuevo nombre si bien me hacia popular no era muy querido. Desaparecieron las amigas, mi hermana de adopción- que en paz descanse- bofetada de por medio gritó: “prefería te llamaran Puta y no Torta” y así sucesivamente entré en mi tercer cambio de nombre: Torta.

En aquel momento tampoco sabía el origen etimológico de mi nuevo nombre pero ser llamada Torta en una ciudad pequeña no era recomendable. El nombre con el cual mi pequeño mundo había elegido nombrarme, lo único que me traía era marginación.

Por segunda vez en mi vida no desee el cambio de nombre y obligada por las circunstancias a mis 17 emigré de la ciudad a la capital.

Allí descubrí muchas cosas por ejemplo que había más gente a la cual también le habían puesto mi mismo nombre y que existían lugares donde todas las llamadas “Tortas” se juntaban. Esto me sirvió para sentirme menos sola y aprender que no sólo habían Tortas, sino también “masitas” (mujeres detectadas por el gay radar como lesbianas no asumidas) “bizcochuelos” (mujeres lesbianas viviendo en el armario) y “Torta Tortón” (mujeres orgullosamente lesbianas por dentro por fuera y por todos lados)

Una completa repostería que a veces tarda años en reconocerse y otras basta una mirada o un gesto de milésimas de segundo para darse a conocer.

Cuando decidí emigrar por segunda vez (esta vez de país) tuve mi única charla con mi madre biológica sobre mi historia familiar. Terminada la charla elegí el nombre con el cual quiero ser llamada hasta el fin de mis días. El nombre de mi abuela biológica paterna y no el que dice mi pasaporte.

Más de un@ me ha preguntado por qué firmo esta columna como Torta Tortón . Y he aquí mi respuesta.

Para muchas y muchos utilizar el término Torta es una ofensa y razones sobradas tienen. Para mí es un desafío y parte de mi vida activista.

Antes de ser Lesbiana yo fui Torta. Tomo el nombre con el cual creyeron podrían lapidarme y lo levanto como mi fortaleza y mi refugio. Es mío tan mío como esa adolescente herida por la burla social caminando sola por la plaza del pueblo los domingos.

Tomo mi nombre y me defino. Soy Victoria, Torta Tortón.

Be Sociable, Share!

Related posts:

Tags:

 

About the author

Atemporal y sin patria me defino como mujer lesbiana, anarca y latinoamericana. Mi pasión: contar mi historia que es la historia de muchas y de muchos. Profesión: sobrevivir.

More posts by

 
  • http://twitter.com/KarariKue Karari Kue

    Queridísima Victoria,
    Muchas gracias por compartir con nosotr@s esta parte de tu historia. ¡Sos increíble! *mil abrazos*

    • Victoria

      Danny querido, gracias. Gracias por dar el espacio. Todos, todas tenemos una historia para contar y siempre existirá alguien que se identifique con ella. Por eso es importante compartir nuestra historia con los demás. Nunca podremos saber hasta donde llegarán nuestros mensajes. ¡Un abrazo! 

  • Gabrie Lerner

    Conmovedor, divertido, y aprendí nuevos conceptos de la repostería. Muy bueno. Como para republicarlo. Un abrazo. / Gabriel

    • Victoria

      Gracias Gabriel! Es todo un halago tener tu comentario. Un abrazo.

  • Vade Vade

    Si se puede sacar algo bueno de toda esta historia es, a mi juicio, que en el fondo te ha hecho quien eres y que estás aquí para compartirlo con la misma fuerza con la que luchas día a día. Un gran abrazo Vic.

    • Victoria

      Gracias Vade Vade. Muy cierto tu comentario. Gracias por leerme siempre desde hace tanto tiempo. Un fuerte abrazo a la comunidad latina lgbtq en Spain. (estoy en teclado “gringo”) 

  • http://www.facebook.com/profile.php?id=1594577338 Andrea ‘Moonesia’ Vaghi

    Me encantó! Un besote :)

    • Victoria

      Muchas gracias Andrea por leerlo y por comentar. Un abrazo. 

  • Veruka

    Victoria Torta Torton,sos vos.
    Gracias por eescribir!

    • Victoria

      Veruska, gracias por tu apoyo. Es parte del impulso a seguir escribiendo. 

  • Divinacollette

    Victoria excelente!! conmovedor!! y mucha similitud, gracias por compartirlo Besosssssssssssss

    Collette

    • Victoria

      Divinacollette, un verdadero elogio tu comentario. Gracias por tomarte el tiempo de dejarme saber tu parecer. :) 

  • Belkis C. Marcano

    Hey Vico que viva la diversidad!. Un abrazo

    • Victoria

      Gracias Belkis por leer y compartir. Un abrazo. 

  • http://es-la.facebook.com/people/Gysela-Jadan/822305076 Gysela Jadán

     Encantadisima con columna, y ahora entiendo el porque de Torta Tortón! Yo quiero ser de grande como tú! :)

    • Charruita9904

      Gracias Gysela. No te recomiendo ser  como yo. Mejor se vos. :) 

  • Masloarca

    Simepre con ese poder de trasportacion al escribir… es de admirar como defiences tus puntos y tus ideas. es esto parte de tu biografia? el primer capitulo?

    • Victoria

      Gracias Emanuel. Es parte de mi historia seguramente estará en el libro. Pero no, este ensayo es original para mi columna en este espacio. :=)

    • Victoria

      Gracias Emanuel. Es parte de mi historia seguramente estará en el libro. Pero no, este ensayo es original para mi columna en este espacio. :=)

  • http://profile.yahoo.com/5MIOBCFVUGWAKD35ZURE27TWME BETTINA

    Me ha impactado la historia, conocía parte de ella y siempre me he sentido orgullosa de ser parte de tu círculo de amistades virtuales, pero ahora aún más, si cabe. Para mi serás siempre Vic, Victoria porque con ese nombre te conocí. Una mujer valiente y con eso me quedo. Y me da igual qué tipo de pastel seas, para mi eres una mujer, mi amiga virtual, el resto me da igual. Tú decides cómo llamarte. Me has dejado tocada. Un abrazo

    • Victoria

      Mi primer blog se llamó Victoria´s Home y allí fue donde hice mi primer hogar virtual. En la que nos conocimos. El internet tiene la fortuna de reunir las almas a través de las letras. No importa donde estemos. Gracias por leerme durante tantos años y ser parte del mundo bloguero. Un abrazo.

  • Ángela Cáceres

      Querida Victoria, para mi mucho tiempo te llamaste Silvia y como “Silvia” te recordé todos esos años en que nos perdimos . Me llegan al corazón tus penas de niña y la odiosa incomprensión que te salió al paso. Pero estos destinos duros nos convierten en seres valientes y fuera de serie. Tu eres una persona “victoriosa”.Tu relato es claro, directo, y “toca” fuerte. Es cierto que el nombre condiciona. Hay magia en el acto de nombrar. Ahora solamente recuerda a todas las personas que pronunciaron “Silvia” y “Victoria” con el amor que mereces. Te quiero. Ángela.

    • Victoria

      Angela, gracias! No olvido. Y es una bendición poder continuar a pesar de la distancia en conexión contigo.

  • http://www.facebook.com/marcelo.otero Marcelo Otero

     nada de torton patrio, torton internacionalista y proletario!!!!!
    abrazo gurisa

    • http://twitter.com/charruita Victoria Garcia

      jaja Divino Marcelo…gracias! Gracias por leer. Y gracias por el increible trabajo que estás haciendo con Ovejas Negras en Uruguay.

  • Alejandra Cardozo

    Linda historia amiga. Creo que masitas, bizcochuelos y tortas consagradas existiran por los siglos de los siglos, lo importante es estar en la categoria de “ser libre con uno mismo”.

    Buena vida para vos y VICTORIA para todos.
    Un abrazo!

    • http://twitter.com/charruita Victoria Garcia

      Tarea no menor, ser quien somos y aceptarnos como somos. Vencer el miedo a nosotros mismos y a los demás. Gracias Alejandra por leer la Columna de Torta Tortón y compartir tu mensaje.

  • Ruthgolom

    Victoria, no sabia bien tu historia, pero la relatas y hasta parece “divertida”. Te felicito por tu forma de encarar aquellos recuerdos, que me imagino, no deben ser lindos. De todas maneras me encanta tu forma de definirte. Siempre pienso que las personas son como son y su sexualidad no las hace diferentes. Solo quiero que sean felices y buena gente, lo demas es lo demas……..
    Tu columna esta re-buena y quiero seguir leyendola.
    Te mando un fuerte abrazo desde aquel pequeño y lejano pueblo
    Felicidades!!!

    • http://twitter.com/charruita Victoria Garcia

      Gracias Ruth por leer y por tus palabras. Es muy significativo tu mensaje. Tenerte en este espacio es parte de la recompensa por contar la historia. Muchísimas gracias.

  • Marco De Leon

    Me encanta la historia de tus nombres y me quedo con tu bello nombre VICTORIA, la luchadora y triunfadora. Torta Torton me recuerda cuando me llamaban Diva, siempre respondia, Diva y media, una buena forma de responder y reafirmar sin miedo. Sigue escribiendo tu historia. Gracias.

    • http://twitter.com/charruita Victoria Garcia

      Gracias Marco. Así es. Reafirmar con orgullo lo que somos y no ser lo que quieren que seamos. Elegir como llamarnos, y tomar los nombres que nos adjudican para humillarnos como piedras para construir nuestra fortaleza y seguir resistiendo a la fobia que nos tienen. Gracias por apoyarme a seguir escribiendo mi historia que es la historias de muchas y de muchos.

  • http://www.facebook.com/cguetta Carlos Guetta

    Felicidades amiga. No cabe duda que los nombres definen la personalidad. Un abrazo y gracias por compartirnos tu vida con letras.

    • http://twitter.com/charruita Victoria Garcia

      Gracias Carlos. No es fácil hacerlo pero hay que hacerlo. Gracias por leer la Columna de Torta Tortón.