Mes de la Diversidad: Lo destacable, lo descartable y lo que faltó

celebrando diversidad sexual

Uruguay es un país del cual se dice que tiene una sociedad pacata, gris y tradicional. Pero a su vez es uno de los países a nivel mundial que históricamente ha sido de avanzada en cuanto a leyes sociales. Por eso no nos ha de sorprender que se le dedique todo un mes a la diversidad sexual y que las actividades sean desarrolladas por organizaciones de la sociedad civil y también por organismos estatales. Además en esta oportunidad el mes de la diversidad se mezcló con el año del bicentenario de emancipación del pueblo oriental.

Entre las varias actividades les citaré algunas (entre infaltables e innovadoras): Festival de cine Llamale H, Friendly Flasback (intervenciones en plazas que unieron bicentenario y diversidad sexual), Congreso de Marketing y Turismo LGBT, Marcha por la Diversidad, La Fiesta de la Diversidad, además de seminarios, muestras de fotos, lanzamiento de cortos y múltiples actividades.

No se puede calcular cuántas personar participaron de todas las actividades pero a modo de ejemplo basta citar La Marcha por la Diversidad a la cual concurrieron 17.000 personas. Para Marcos Nieves (Ovejas Negras, uno de los organizadores de la Marcha), ésta fue lo más relevante del mes  por el grado de convocatoria y el espíritu de la fiesta, que empodera a muchísi@s integrantes de la comunidad LGTB a enfrentarse a la discriminación y a ser quienes son. Ricardo Acosta (Director de Friendly Map y responsable de Caín Dance),  piensa que lo que le falta a la Marcha de la Diversidad es que se desprenda de las organizaciones sin fines de lucro y pueda ser coorganizada con empresas que la hagan crecer en todo sentido.

Graciela Delgado (CIEISU, estudios en sexualidad), piensa que La Fiesta de la Diversidad fue lo más destacable porque es el único evento oficial y central del mes de la Diversidad Sexual decretado por la Intendencia de Montevideo. Para Marcelo Ricci (director de Bulofm.com, radio on line), lo más destacable fue la variedad de actividades. Luís Magallanes (docente, transformista y animador de TV) vio como lo más destacable la actividad “Vestidos en el Aula” por el Festival de cine Llamale H que tuvo que ver con la presentación de un documental de producción y realización uruguaya, hecho en escuelas, liceos y UTU. Luciana Almirón (encargada de difusión de Friendly Flashback) consideró que lo que puede resaltar es  la iniciativa de participar con Friendly Flashback en el evento cultural más importante del año, el Bicentenario. Una propuesta del Sector Friendly del Conglomerado de Turismo llevada a cabo por la productora 3er Drama.

Para muchos de los involucrados en las diferentes organizaciones que trabajaron en el mes de la diversidad lo más “descartable” fue la falta de unión entre quienes realizan las actividades. Para Marcelo Ricci la desunión que lamentablemente persiste, entre algunas organizaciones, por culpa de aquellas que ponen a las personas delante de los fines, fue lo más descartable de este mes. Marcos Nieves coincide y agrega que fue descartable la actitud que aún se observa desde algunos colectivos minoritarios que insisten en dividir al movimiento LGTB en lugar de coordinar con todas las organizaciones que organizan la Marcha, las actividades académicas, artísticas, etc. Por su lado Graciela Delgado piensa que a este mes le faltó un interés de la comunidad para hacerse cargo activamente en pos de sus propios intereses.

Luis Magallanes consideró como descartable  las declaraciones con profunda homofobia de la Directora de la UTU de San Carlos, Maldonado e Ignacio de Posadas (Ministro de Economía del ex presidente Luis Alberto Lacalle).

Más allá de los encuentros y desencuentros, dichos y desdichos lo más importante es que año a año el compromiso de la sociedad en estar involucrada en las actividades del Mes de la Diversidad va en franco ascenso. Cada año se logra el reconocimiento de por lo menos un derecho nuevo (Uruguay permite la unión concubinaria, la adopción bajo éste régimen, el cambio de nombre y sexo registral para las personas trans, etc.). Pero sabemos que falta mucho, lo más difícil de cambiar no son las leyes, sino las cabezas. El cambio cultural es la lucha que se debe librar, no solo por difícil y extensa, sino porque basta que a un individuo no le guste que dos personas de un mismo sexo vayan de la mano para que los derechos se desvanezcan y tengamos que lamentar una humillación, un golpe o llegar a otras situaciones de violencia y abusos.

Agradecimientos:
Luís Magallanes (docente, transformista y animador de TV)
Marcelo Ricci (Bulofm.com)
Luciana Almirón (Friendly Flashback)
Marcos Nieves (Ovejas Negras)
Ricardo Acosta (Friendly Map y Caín Dance)
Graciela Delgado (CIEISU)

Related posts:

Tags:

 

About the author

Juan Andrés Gómez Méndez

Juan Andrés Gómez Mendez, Montevideano de 28 años se desarrolla como conductor del programa “No Grites, Juan” emitido por www.bulofm.com. Además ha conducido varios ciclos radiales en CX30 Radio Nacional (Montevideo). Estudiante de publicidad ya ha cursado estudios en comunicación en la Universidad ORT y en CETP (Centro de Estudios Técnicos Profesionales) especializándose en este último en Televisión.

More posts by

 
  • http://xqsimagazine.com/2011/08/23/la-historia-depende-de-quien-nos-la-cuenta/ Victoria

    ¡Bienvenido Juan Andrés! Muy acertada la reseña.

    Coincido plenamente con “Pero sabemos que falta mucho, lo más difícil de cambiar no son las leyes, sino las cabezas”. A veces pienso que las leyes van más rápido que la sociedad y me pregunto hasta donde ponemos fuerza y dinero para cambiar “las cabezas” antes que la normativa.