Yo quiero …

Isis Win

Si mi titular te recuerda al chihuahua en la campaña de “yo quiero Taco Bell”, ¡no! A ese simpático pet no me refiero. Mi titular es acerca de tí, de ellos, ellas y nosotros, incluyéndome. Como sabrás, lo que tú quieres, lo más seguro es lo que yo, o ellos, ellas lo quieren. Estoy convencida que lo que todos queremos siempre se funde en el mismísimo lugar. ¿Será?

Para empezar, cuando queremos algo es porque no lo tenemos, lo necesitamos o nos gustaría tenerlo. Pero querer no representa que podamos adquirirlo. No creo sea extraño para nadie llegar a la realización de cuando queremos algo, algo tenemos que hacer o invertir para lograrlo. Nos educamos y preparamos para tomar lugar en los campos de laborales. ¿Y por qué?

Queremos tener la plata necesaria para vivir y – ¿por qué no? – gozar lo que se pueda. Tenemos que pagar renta, las utilidades, comprar ropas, comida, un mejor teléfono, tal vez un vehículo, ahorrar para esa vacación en al mar, unos tragos, el regalo para la familia, los amigos y la pareja, etc. Así que todos queremos muchísimas cosas y por eso tenemos que trabajar. ¡Aún quienes tienen la fortuna de no tener que trabajar quieren algo!

Pero, ¿qué tiene que ver esto con xQsí?

Bueno, nosotros queremos algo también. Queremos darle a nuestros hermanos y hermanas lo que quieren y necesitan. Yo me incluyo y con ímpetu me pongo en primera fila, porque de lo contrario me podría pasar una eternidad dando, dando un montón de tópicos y quién sabe si eso es lo que mis lectores quieren. Así que lo que nosotros queremos, tiene que ver con lo que tú, ustedes – y los demás – quieren.

¿Pero cómo podríamos saber qué es lo que tú, ellos y ellas y ustedes quieren? ¡Preguntando! O a través de tus comentarios en nuestras secciones y columnas. Puedes tomarlo como el equivalente de escribirle una carta a Santa antes de la navidad o un medio para poder expresar lo que piensas y sientes. Y nosotros haremos todo lo posible para que recibas lo que quieres.

Poder expresar tus deseos, sentimientos y pensamientos es la base principal de la democracia. Pero para que la democracia rinda los resultados que son más deseados, se debe ejercitar su contribución para saber qué es lo que popularmente se quiere. Así que mientras más somos y más diferencias existen entre nosotros, mejores posibilidades tenemos de conseguir lo que queremos.

Pero hay circunstancias que hacen esta faena un poco difícil. Si un grupo es más grande que los otros, la participación de este grupo grande podría invalidar los deseos de los otros. Es ahí donde la contribución de todos – lesbiana, gay, bisexual y transgénero – puede generar el deseado efecto. Si nosotros, todos quienes estamos protegidos bajo la sombrilla LGBT, hacemos los esfuerzos, podemos cambiar nuestra historia y adquirir nuestros derechos humanos (constitucionales y cívicos). Como Latinos y Latinas LGBT, ¡somos una minoría de las minorías! Por eso todos tenemos que participar en cuanto tanto podamos y cuanta entidad exista para lograrlo. Tenemos la obligación moral de celebrar, lamentar, pelear y abogar por todos nosotros y para lograrlo, ¡hay que poner nuestro granito de arena¡

Nosotros en xQsí tenemos esa visión y tarea pero para lograrlo necesitamos de ti y todos a toda marcha.

Queremos que compartas nuestro magazín con todos tus hermanos latinos – lesbianas, gay, bisexuales, transgenero, amigos aliados, compañeros y familia – para que se unan a nuestra labor, esto además de tu participación. ¡15 minutos de tu valioso tiempo son suficientes para lograr impacto! Por ejemplo, esta semana son los últimos días que tenemos para apoyar el llamado “FAIR Educación Act”, un proyecto de ley que haría obligatorio que las escuelas públicas de California enseñaran sobre las contribuciones importantísimas de la comunidad LGBT.

Así que escribe a nuestro gobernador, y pidele por el derecho de que nuestra causa, nuestros héroes y nuestras víctimas sean parte de la conciencia que forma la mentalidad de nuestro estado. Ya sabes lo que el dicho popular dice: “Mientras más somos, más alegre” y nuestra alegría depende de que nuestra historia sea reconocida e impartida. Eso mismo quieres tú, ¿cierto?

Related posts:

Tags:

 

About the author

Isis Win

Isis nació como varón y al paso de muchos años hizo lo necesario para “reparar” este error. Durante los últimos 10 anos Isis ha transicionado y ha vivido tiempo completo en su género de congruencia desde 2006. Isis creció en la ciudad de México y vivió en centro y Sudamérica antes de venir a vivir a los EUA. Fue una dedicada escolar logrando grados en Ciencias de la Comunicación (política), antropología y sicología. La mayor parte de su vida profesional ha sido en el campo periodístico trabajando para la televisión, radio, periódicos y revistas. En los últimos años convirtió su hobby de la infancia en su profesión. Se convirtió en foto-periodista ganándose varios créditos mundiales en revistas y varias de sus imágenes están depositadas en The National Archives. Dedicada a su familia y profesión, Isis pospuso invertir en su congruencia de género y a partir del principio de el nuevo milenio, empezó su transición. Ha vivido su género tiempo completo desde 2006. A dedicada abogada de los Derechos Humanos y blogger, Isis puede ser encontrada en varios websites. Isis se considera gitana de corazón y su hobby favorito es viajar y vivir en cuantos lugares diferentes como sea posible. En los EUA, ha vivido en Washington DC, Charlottesville Va, San Francisco, la Cd de New York y Los Angeles Ca. En su tiempo libre Isis le gusta leer y escribir, tocar y componer música, acampar, esquiar en agua y nieve y gozar la compañía de sus su familia y amigos.

More posts by

 
  • kahana

    Muchas gracias en gran medida, Isis! Su artículo me inspira a compartir mi experiencia reciente en Hawaii como una mujer transgénero / transsexual.

    Para empezar, tengo que disculparme por mi uso terrible del español. Ofrezco mi respeto por todas las culturas, la historia y el lenguaje, sin embargo, haré mi mejor esfuerzo para transmitir mis pensamientos breves, tanto en mi primer idioma, Inglés, y en Español. Espero no ofender a nadie en mi tentativa de hacerlo.

    A menudo me he sentido impotente de como suceden las cosas en este país. Hice un montón de quejas, mientras que haciendo las mismas cosas una y otra vez. y otra vez. y otra vez.

    Por alguna razón, finalmente me cansé de escuchar a mí misma quejarme de las cosas, y no hacer nada al respecto. Me cansé de esperar a que “alguien” hiciera las cosas mejor para mí. Me cansé de escuchar a la gente decir cosas “sobre” mí , “para” mí, sin preguntarme lo que YO necesitaba y quería.

    Este año fue la primera vez que realmente participé en el proceso de promoción hacia el cambio de los derechos, hacia lo que es correcto.

    Escribí e-mails a los legisladores de mi estado (en Hawaii), contando mi historia como una mujer transgénero / transsexual, y explico por que yo necesitaba y quería que los derechos civiles, los derechos del matrimonio, el empleo sin discriminación y porque son importantes para mi.

    No tenía idea de si iba o no a hacer la diferencia. Pero era mejor que no hacer nada.

    Mi representante de mi propio distrito nunca me escribió. Ella votó en contra de las uniones civiles, y contra el empleo de Identidad de Género sin discriminación. Pero mi senador escribió de nuevo a mí, dándome las gracias por mi carta. Y varios otros legisladores lo hicieron también. Y ¿adivinen qué? ¡Hawaii ya no permite la discriminación laboral contra las personas transgénero / transsexual, y el 1 de Enero de 2012, comenzará a reconocer y honrar a las uniones civiles!

    Más tarde me enteré que yo era una de los tres o cuatro personas transsexual que escribió y habló con los legisladores. Tres o cuatro! Si yo no hubiera participado, tal vez los legisladores no hubieran pensado que era tan importante. Tal vez no se habrían dado cuenta de que estos derechos marcan la diferencia para la gente. Seguramente, nunca habrían sabido que esos derechos son los que necesito, lo que quiero.

    Ahora, me dirijo a otros estados para apoyar los derechos LGBT, y al Congreso, en apoyo de ENDA, la derogación de la DADT, y la derogación de DOMA.

    ¿Nuestras acciones hacen una diferencia? Quizás sí, quizás no. Pero, sin duda, nuestra falta de acción asegura que las cosas no cambiarán. Si sabemos lo que necesitamos, lo que queremos, nada va a cambiar, hasta que hagamos algo al respecto.

    Gracias, Isis, por recordarnos esto. Además,

    “Mientras más somos, más alegre”

    ¡abrazos!

  • kahana

    Thank you so very much, Isis! Your article inspired me to share my recent experience in Hawai‘i as a transgender/transsexual woman.

    To start, I need to apologize for my terrible use of Spanish! Out of my respect for all cultures, history, and language, however, I will try my best to convey my brief thoughts, in my first language, English, and in Spanish. I hope that I do not offend anyone in my attempt to do so.

    I often have felt powerless about how things happen in this country. I did a lot of grumbling, while doing the same things over and over again. and again. and again.

    For some reason, I finally got tired of hearing myself whining about things, and not doing anything about them. I got tired of waiting for “someone” to make things better for me. I got tired of listening to people saying things “about” me, “for” me, without asking ME what I needed and wanted.

    This year was my first time being truly involved in the process of advocating for change, for rights, for what is right. I wrote e-mails to legislators in many states (Hawai‘i), telling my story as a woman transgender / transsexual, and explained why I needed and wanted civil rights, marriage rights, employment discrimination.
    I had no idea whether or not I would make a difference. But IT WAS BETTER THAN DOING NOTHING.
    My own district representative never wrote back to me. She voted against civil unions, and against the use of gender identity discrimination. But my district senator wrote back to me, thanking me for my letter. And other legislators, as well. And guess what? Hawaii no longer permits employment discrimination against transgender/transsexual people, and on January 1, 2012, will begin to recognize and honor civil unions!

    I found out later that I was one of perhaps three or four transgender persons to write and speak to legislators. Three or Four! If I had NOT participated, perhaps the legislators would not have thought it mattered so much. Perhaps they would not have realized that these rights make a difference to people. Surely, they never would have known that those rights are what I need, what i want.

    Now, I am writing to other states to support LGBT rights, and to Congress, to support ENDA, the repeal of DADT, and the repeal of DOMA.

    Do our actions make a difference? Maybe, maybe not. But surely, our inaction assures that things will not change. If we know what we need, what we want, nothing will change, until we do something about it.

    Thank you, Isis, for reminding us about this. Besides,
    “Mientras más somos, más alegre”

    hugs!

  • vanessa rivers

    Me encanta el empuje que tienen para defender sus derechos, y dar a conocer las vivencias que atraviesan, en una sociedad que desconoce aspectos cientificos, sociales etc.
    Ante la ignorancia, la discriminación surge, y escribir sobre estos temas contribuye a disminuir una gotita que va disminuyendo las diferencias.